Menú Cerrar

Ola de calor y la importancia de tomar agua: cómo evitar la deshidratación

La llegada de una ola de calor sin precedentes a la Argentina vuelve a poner el foco en la correcta hidratación, que si bien es importante a lo largo de todo el año, el consumo de agua es necesariamente fundamental en los próximos meses.

Adultos mayores, embarazadas y niños pequeños conforman los grupos más vulnerables ante la deshidratación, y es clave insistir en la incorporación de la ingesta adecuada de agua, sobre la cual los especialistas coinciden en no esperar a tener sed para hidratarse.

Cansancio, dolor de cabeza, cambios en el estado de ánimo y problemas de concentración, son algunos síntomas leves. Por otro lado, puede que la persona sienta sed, con la boca seca, orine con poca frecuencia (menos de 4 veces al día), se sienta mareada o pueda llegar a desmayarse.

Érica Bianquet, otra integrante del mencionado colegio, explica que el agua también se encuentra en diferentes proporciones en alimentos como verduras y frutas. Además, advierte: “Sustancias como la cafeína y el alcohol aumentan las pérdidas de agua por orina, debido a su efecto diurético”.

Asimismo, la nutricionista indicó que la ingesta es preferible que sea principalmente por la mañana, mediodía, tarde y no tanto por la noche “para descansar sin necesidad de ir al baño” y aconsejó que, en caso de no tener agua corriente, se puede convertir en “agua segura” la hallada en otras fuentes como pozos y aljibes añadiéndoles dos gotitas de lavandina. Por último, recomendó no beber tanta agua durante la comida para evitar la sensación de pesadez, que produce una digestión más lenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *